Bloggers

Primary tabs

Nuestros blogs

El empleado del mes

Carlos Espino's picture

Pedro San Ginés tiene un sueño. No lo critico por ello, todos tenemos derecho a soñar. Es más, el sueño de Pedro San Ginés es el sueño de una persona humilde y sencilla, por lo que su sueño, lejos de delirios de grandeza, es un sueño, también, humilde y sencillo.

Pedro San Ginés sueña con ver su foto, satisfecho pero contenido, en el tablón del comedor de personal del Hotel Princesa Yaiza. Una foto discreta, porque el verdadero valor de esa imagen estaría en el pie de la misma: “Pedro San Ginés, empleado del mes”.

El/la escribiente australopiteco de Cándido

Miguel González's picture

El alcalde de Arrecife ha descubierto finalmente una ocupación de dudosa rentabilidad para alguno de los numerosos “asesores” (singular denominación que el primer edil utiliza a la hora de designar a los veintisiete enchufados de PP-PIL-PNL en el ayuntamiento capitalino), cuyos sueldos abonan vía impuestos los ciudadanos de la capital: redactar un artículo de opinión donde se recogen las inquietudes, obsesiones y paranoias de Cándido Reguera sobre la tarea opositora del PSOE.

Un comisario político en el PIOT

Carlos Espino's picture

El grupo de gobierno que se ha hecho cargo del Cabildo de Lanzarote, tras el pacto indecente al que dio lugar la Operación Unión, y especialmente su presidente, ha dedicado los últimos días a exhibir de manera obscena la dependencia que mantiene con respecto a los señores del suelo.

Comenzó con la celebración del Día Internacional del Turismo. En su discurso institucional, el presidente exigió que no se demonizara a la clase empresarial, reproche que suele hacer frecuentemente al PSOE. Para el presidente, demonizar a la clase empresarial es decir alto y claro que las sentencias judiciales contra determinados alojamientos turísticos han de cumplirse. Aunque se diga también que por cada aprovechado, por cada infractor, hay cientos de promotores respetuosos con el ordenamiento territorial.

Suerte, compañeros

Carlos Espino's picture

Hoy, víspera de la huelga general, tengo muy presente a un compañero y amigo, Orlando Suárez. El actual director insular de la Administración del Estado atesora una excepcional trayectoria como secretario insular de la Unión General de Trabajadores (UGT), a lo largo de un dilatado periodo de tiempo. Su figura, por tanto, encarna como pocas la dualidad de sentimientos que embarga a la mayoría de los hombres y mujeres del Partido Socialista frente a la huelga general.

Toca catarsis

Miguel González's picture

El actual mandato político emanado de las urnas en las elecciones locales y autonómicas de 2007 está finiquitado, muerto y enterrado en el Ayuntamiento de Arrecife y en el Cabildo de Lanzarote desde hace muchos meses. El óbito tuvo lugar exactamente en el momento justo en el cual los avariciosos dirigentes del Partido Popular y los responsables del sector ladrillero de Coalición Canaria decidieron hacer pinza con los corruptos para arrebatar al PSOE los gobiernos de las principales instituciones públicas de Lanzarote.

El Financial Times y la “mafia del ladrillo”

Carlos Espino's picture

Por las traducciones que se han difundido, el Financial Times se ha limitado a recoger las declaraciones de un miembro de la UNESCO, al que identifica como Meriem Bouamrane, el cual señala que “estos casos pueden poner en riesgo el estatus de reserva de la biosfera de Lanzarote”. Lo cual no se contradice con las afirmaciones de la propia UNESCO y del Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino, que desmienten que en la actualidad se esté revisando el estatus de Lanzarote como Reserva de Biosfera.

Narcos, policías y el FMI

Carlos Espino's picture

Leo en Público que unos 600 policías de Monterrey han sido acuertalados por sorpresa para someterlos a pruebas con las que determinar si mantienen vínculos con el narcotráfico. A lo largo de dos días, estos policías serán sometidos a pruebas analíticas o al polígrafo (el popular "detector de mentiras") a fin de descartar, o confirmar, su vinculación con distintos cárteles. Un paso más, necesario  sin duda, de cara a limpiar de infiltrados a las fuerzas dedicadas a reprimir el narcotráfico.

Sí, se puede

Miguel González's picture

Sí, se puede. A pesar de la creciente sensación de podredumbre política que nos dejan las operaciones policiales "Unión" y "Jable", aún es posible recuperar la confianza de los ciudadanos de Lanzarote en los partidos políticos, en las instituciones públicas y en las organizaciones sociales. Es posible. Sin embargo, es imprescindible caminar unos pasos en la dirección correcta, hacer gestos inequívocos y gritar en voz muy alta que todos estamos contra la corrupción. Absolutamente todos.

Con la venia, Señoría

Carlos Espino's picture

Don Antonio Castro Feliciano, Señoría, con su venia, y con todos los respetos que me merece la alta responsabilidad que le corresponde como presidente del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, quisiera manifestarle mi enorme sorpresa por unas declaraciones suyas, en las que muestra su preocupación porque la conocida como operación Jable “daña la imagen de Lanzarote al salir todos los día

Sin novedad, general

Carlos Espino's picture

Sin novedad mi general. Todo sigue atado y bien atado. En esa permanente confusión entre libertad y libertinaje, de la que tanto nos advertiste, algunos pudieron creer que la libertad acotada que trajo la ¿transición?, iba a permitir todo tipo de excesos. Se equivocan.

Trogloditas digitales

Miguel González's picture

La implantación de la Televisión Digital Terrestre (TDT) en todo el territorio español ha supuesto una indudable mayor calidad a la hora de sintonizar imágenes en el receptor (excepto cuando se pixela la pantalla y nos quedamos "in albis"), y al mismo tiempo, la constatación de que sectores de extrema derecha, ultramontanos y enemigos de la convivencia democrática, han descubierto un medio para acceder directamente a las conciencias de los ciudadanos sin necesidad de concentrarse en calles y plazas para lanzar vivas a Franco, a Pinochet o a Mussolini.

Las estupideces de Berriel

Carlos Espino's picture

Nadie está exento de decir alguna estupidez. Por supuesto, los cargos públicos corremos un riesgo aún mayor, en la medida en que nos vemos obligados a intervenir públicamente en numerosas ocasiones. Es más, no tengo ningún inconveniente en reconocer públicamente que, con el tiempo, me arrepiento de haber dicho alguna estupidez. Particularmente, algún compañero con un punto de sadismo me recuerda, cada vez que tiene ocasión, una de mis mayores y más sonadas estupideces: Decir a la salida de mi primera reunión con Domingo Berriel que me parecía un tipo serio. Me arrepiento.